Poster de la película ""

Tomado como esclavo después de la caída de Jerusalén en el año 605 aC, Daniel (Robert Miano) se ve obligado a servir al rey más poderoso del mundo, el rey Nabucodonosor. Ante la muerte inminente, Daniel demuestra ser un asesor de confianza y se coloca entre los hombres sabios del rey.